Fuente: http://www.btv.cat/btvnoticies/2013/01/10/jordi-cortes-dansa-seca-espai-brossa

Como en anteriores montajes, Jordi Cortés explora en ‘Black out’ las posibilidades y limitaciones de los cuerpos. Pocos minutos después de que empiece la función, las evoluciones de María José Moya, rodando en su silla, fluyen ante el espectador con la misma naturalidad que los movimientos del resto de intérpretes.

JORDI CORTÉS, coreógrafo
“Ya no me gusta ver cuerpos perfectos. Ya me he cansado. Es potenciar aquellas capacidades que tienes al máximo, con las herramientas que tienes, para decir y explicar y transmitir lo que quieres.”

Las proyecciones de imágenes captadas en directo y los monólogos de Miguel Orbaneja Gil de Biedma juegan con la danza, la luz y las sombras. ‘Black out’ es, de hecho, una expresión que se emplea en teatro cuando oscurece a escena. La sombra, como metáfora de la vertiente más oscuro de cada personalidad, ha marcado una de las líneas de trabajo de Cortés y la compañía Alta Realidad.

JORDI CORTÉS, coreógrafo
“Yo pienso que cada uno tiene ‘su parte oscura o la sombra que siempre nos acompaña, como ahora’. Y, sencillamente, yo creo que hay que saber aceptarla y saber convivir con esto … que yo, pienso, no es algo negativo para nada. ”

Tras ‘Black out’, que hace funciones durante dos semanas, el coreógrafo saldrá de entre bambalinas para bailar en solitario un otros espectáculo, ‘In heaven’.

Como actividad paralela, Jordi Cortés impartirá, la próxima semana, un curso de danza integrada a gente con diversas discapacidades. El resultado: un trabajo que se podrá ver en sesión abierta al público el día 18 a la una del mediodía.